El camino del silencio

El silencio es el camino que conduce a conocerse a uno mismo y a descubrir la verdad del corazón. Es también el camino para verse libre de la tentación de estar siempre juzgando y emitiendo juicios condenatorios.

 

Vivimos en constante peligro de evaluar, tasar y juzgar a cada persona que encontramos. Y con frecuencia vamos más allá, hasta emitir sobre ella un juicio de condena.

 

El silencio nos tapa la boca para no juzgar, nos confronta con nuestra verdad y nos frena en el intento de proyectar sobre otros nuestras sombras y defectos.
 

Anselm Grün