Libre mercado, pocos controles, liberación del dólar y ausencia de Estado…

Vemos con preocupación las recientes medidas económicas tomadas por el flamante ministro de economía de la gestión Macri, ya que afectan negativamente al grueso de la población y a la gran mayoría de los municipios de nuestro país.

Una de las medidas tomadas es la de liberar el intercambio comercial, que permite exportar el 100% de las materias primas, elevando el precio interno de dichos productos y sus derivados, reduciendo el poder adquisitivo de los asalariados, mientras se aumentan las ganancias de los exportadores, generando de esta manera una transferencia de ingresos desde los sectores trabajadores a los sectores mas concentrados de la economía. Porque al aumentar el precio interno del maíz, también aumenta el precio del aceite y derivados directos del grano, pero también aumenta el pollo que se alimenta de alimento a base de cereales y la carne vacuna ,la porcina dado que en los criaderos de engorde rápido (feed lots) la base alimentaria también son dichos cereales.

Por otro lado, al permitir el ingreso irrestricto de productos industrializados extranjeros ( ya que podrá importarse cualquier cosa sin ningún tipo de control) se verá afectada la industria nacional que con el ingreso de dichos productos ser tendrán menos ventas, y paulatinamente comenzará a realizar despidos de personal, y reducción de salarios (algo que están pidiendo y proponiendo a gritos Techint y FIAT) y comenzara un proceso arto conocido en la historia de nuestro país que es la sustitución de productos nacionales por importados similares de menor costo, provenientes de del sudeste asiático entre otros.. Ahora bien, ¿porque nuestra industria no puede competir con la del sudeste asiático si se abre la frontera? Porque cuando importamos productos de estos países, además del producto estamos importando trabajo esclavo, salarios miserables y una explotación sin límites a los trabajadores orientales. Esto genera reducción en el consumo interno, salarios bajos, desocupación y destrucción de las PyMES.

El programa “Precios cuidados” que desde enero de 2014 funciona como precios de referencia para los productos de cada segmento, que frenó e invirtió la tendencia inflacionaria, se verá reducida fuertemente tanto en los productos que la integran (actualmente más de 500 y solo alrededor de 80 a partir de enero) como en los controles que se realizan sobre su cumplimiento por parte de la secretaria de comercio. Esto es otro punto que afecta la capacidad de compra de los trabajadores reduciéndola mientras los grandes empresarios aumentan sus ganancias.

Siguiendo con las medidas que toma la gestión Macri, todas por vías de decretos (si si esos mismos que criticaban porque afectaba a la institucionalidad, a la república y al federalismo). Porque al principio decíamos que afectaba no solo a la mayoría de la población, sino que también lo hacía con los gobiernos municipales? Porque significara menores ingresos con que contará el Fondo Nacional Solidario, que se financia con el 30 % de las retenciones a la soja, y se reparte el 70 % a las provincias y el 30 % a los municipios para hacer obras públicas. En el promedio, ese fondo significa un 30 % de los presupuestos de obras públicas municipales.

Otra medida preocupante es la liberación del mercado cambiario, dicho de otra forma, la tan anunciada devaluación, anunciada en la tarde de ayer, especulando con la promesa de entrada de dólares por parte de empresarios exportadores, bancos extranjeros, etc., sin que los dólares hayan entrado todavía, devaluando el peso en aproximadamente un 50% cifra que se reflejara en aumentos de la canasta básica, que como explicamos en los párrafos anteriores reducir el poder adquisitivo y generara una transferencia de recursos hacia el poder concentrado, y la compra desmedida de dólares por parte de todos aquellos que estén en condiciones de comprarlos, ya que no habrá ningún tipo de control sobre la procedencia del dinero utilizado para la compra de moneda extranjera.

En síntesis, el poder adquisitivo se verá afectado por estas medidas mencionadas anteriormente, como así también por los fuertes aumentos que generara la quita de los subsidios a la Luz y el gas, afectando principalmente a los trabajadores de menores ingresos, a los jubilados y pensionados, a quienes perciben la AUH y las PyMES. Los grandes beneficiarios serán los bancos, el sector exportador, los grandes terratenientes, los grandes empresarios. Venimos de un periodo donde el estado estuvo presente y defendiendo los intereses de las mayorías, supeditando la economía a la política. Enfrentamos un nuevo escenario, donde en solo 5 días y mediante 40 decretos de necesidad y urgencia (si varios más de los 29 que firmo cristina a lo largo de sus dos mandatos y que fue tan criticada por su uso) el estado se corre, en su versión neoliberal de estado ausente, para dar lugar al gobierno del mercado, que sin intervención estatal es la ley del más fuerte. Saladillo no es ajeno a estas medidas, que rápidamente harán mella en la economía local; este tipo de medidas, como decíamos nos preocupan, porque tienden a cerrar los números de los poderes concentrados dejando la gente, el trabajador, el asalariado, afuera de esas ganancias.

La Cámpora – Frente para la Victoria