Un presidente electo que actúa de facto (*)

Los Concejales, Consejeros Escolares y el Diputado Provincial del Bloque Frente para la Victoria, manifestamos nuestro más rotundo rechazo a las conductas antidemocráticas del presidente Mauricio Macri, quien ha decidido gobernar por decreto. No convoca al Congreso a sesiones extraordinarias y pretende ahora intervenir al AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual) y el AFTIC (Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones), lo cual es un atropello brutal que violenta la ley y habla de su poco apego a la calidad institucional y valores republicanos, desconociendo una ley que le impide hacerlo porque dichos organismos no dependen del Poder Ejecutivo. La ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, fue ampliamente debatida a lo largo y a lo ancho de todo el país.
Esto significa un avasallamiento al funcionamiento de los Poderes Republicanos y a nuestra Democracia. Los representantes electos del FPV, decidimos realizar entre otras medidas en defensa del AFSCA, AFTIC, un documento para expresar nuestra preocupación por las acciones que día a día toma el presidente cercenando derechos y violentando la Constitución Nacional, ya que a pesar de haber llegado a la presidencia por el voto popular, estas acciones son propias de una dictadura.
Tampoco nos llama la atención que quien lleve adelante las intervenciones sea Oscar Aguad, que dejó malos recuerdos en su intervención a la provincia de Corrientes con el gobierno de la Alianza, responsable indiscutido de la debacle de nuestro país en el 2001.
ESTE MODELO NO CIERRA SIN REPRESIÓN
Los Concejales, Consejeros y el Diputado del FPV, expresamos también nuestro más absoluto repudio a la represión que sufrieron los trabajadores de Cresta Roja que no hacen otra cosa que reclamar por sus derechos laborales, y reiteramos que este modelo liberal ortodoxo del presidente Macri no cierra sin represión de los trabajadores.
Asimismo, señalamos nuestra preocupación ya que el gobierno prometió a los trabajadores solucionar el conflicto laboral, y en cambio envió a un contingente importante de Gendarmería para reprimirlos. El discurso del presidente Macri invita al diálogo y a la unidad de los argentinos, pero los hechos dicen lo contrario.
Por otro lado, estamos convencidos que el Presidente se equivoca si cree que el ejercicio del poder se consigue mediante el uso de la fuerza, reprimiendo los reclamos justos de los trabajadores.
Le pedimos al presidente Macri que reflexione y que realmente se comprometa al diálogo. Lamentamos que una vez más la realidad nos esté dando la razón con lo que anticipamos: cuando se gobierna de la mano del mercado, los principales perjudicados son los trabajadores y la única alternativa es la represión de sus justos reclamos.
(*) CONCEJALES -CONSEJEROS- DIP.PCIAL FRENTE PARA LA VICTORIA