Como el sol

 

 

 

La amistad es como el sol, que ilumina la vida de los humanos. Así lo entendió el filósofo romano Marco Tulio Cicerón: «Los que eliminan la amistad de la vida es como si taparan la luz del sol en el espacio».

 

 

 

Una vida sin amistad es oscura y sin sabor. Los psicólogos previenen que las personas sin amigos quedan esencialmente más expuestas a los golpes del destino, y a menudo son incapaces de superar las situaciones de crisis. Es ahí, en la adversidad, donde se comprueba la autenticidad del amigo.

 

 

 

Quien permanece fiel en la adversidad demuestra de manera irrefutable su autenticidad como amigo. Cicerón lo expresó en una sentencia que se ha hecho célebre: Amicus certus in re incerta cernitur: el amigo verdadero demuestra su autenticidad en las horas adversas.

 

 

Anselm Grün