24 de Marzo de 1976 — NUNCA MAS

escuUna fecha muy especial para la historia de nuestro país, una fecha que debemos recordar por todos los tiempos para tener viva la MEMORIA de los acontecimientos ocurridos a partir de ese día y que se desarrollaron a lo largo de los siguientes siete  años.

Han transcurrido 40 años de aquel nefasto momento  en el cual se quiebra la voluntad del pueblo y se la reemplaza por la fuerza de las armas y el imperio de la barbarie. Las Fuerzas Armadas toman el control del gobierno, disuelven el congreso y se arrogan sus facultades. Claro que tuvieron el acompañamiento de algunos sectores civiles que cansados de la inoperancia y debilidad del gobierno de turno buscaron la salida por el lado militar; el tiempo demostró lo equivocado de esa decisión. Tenemos en este sentido una tarea pendiente que no deberíamos esquivar más,  todavía no hemos debatido lo suficiente sobre  las complicidades, acciones y omisiones que cada actor social y político desarrolló en esos tiempos.

El daño causado y  las atrocidades cometidas en esos años fueron en parte documentados y  permitieron a la justicia realizar un juicio histórico que llevo a la cárcel a los máximos responsables de estos actos. El Dr Ricardo Alfonsín, quien fuera electo por la mayoría del pueblo argentino en el año 1983, tuvo la decisión política y el coraje de impulsar este enjuiciamiento. Previamente y durante la dictadura el Dr Alfonsín ya había mostrado su compromiso en la lucha por los derechos humanos presentando innumerables cantidad de  Habeas Corpus  para evitar los arrestos arbitrarios y garantizar la libertad personal de los individuos. Nuestro reconocimiento a él por la lucha previa y su posterior gestión.

Sostenemos que la JUSTICIA debe seguir actuando para castigar a todos aquellos que tuvieron responsabilidades en los actos llevados a cabo en esos años oscuros, donde se cometieron todo tipo de delitos y monstruosidades.

Seguir conociendo  la VERDAD de los hechos ocurridos nos hará comprender la magnitud de las heridas provocadas, no solamente a las personas y familiares de quienes fueron secuestrados, torturados, asesinados y/o desaparecidos, sino también a la nación entera, ya que se produjo el desmembramiento de  la trama social que la compone.

Tener MEMORIA, conocer la VERDAD y reclamar que se haga  JUSTICIA  es la premisa que hay que sostener, para que  otro 24 de marzo no sea promueva  NUNCA MAS.

La democracia es el camino que jamás debemos abandonar.

UCR – comité Saladillo