Pirincho Cicaré: Estoy desbordado de felicidad

Augusto Ulderico “Pirincho” Cicaré visitó los estudios de FM 90 con la humildad de un grande, que se incomoda si uno lo pone a la par de los grandes; se emociona cuando habla de su pasión lo helicópteros, de cómo va a crecer la fábrica y que lo está disfrutando con toda su familia. Cuando terminábamos la nota yo reflexioné sobre esos grandes de los que habla Pirincho y quisiera saber cuánto hubiesen hecho sin el apoyo con el que contaron de sus Estados o si se hubiesen quedado en su País a pesar de no contar con él. Un placer hablar con él, un placer que “sea nuestro”.

–Entrevista audio

Dijo que está desbordado de felicidad por todo lo que le pasó y por lo que se siente sumamente agradecido no solo a su pueblo Polvaredas sino a mucha gente que le hicieron contactos desde 1858 con el gobierno  del Dr. Illia hasta ahora con Mauricio Macri.

Respecto de Illia, dijo que estaba muy entusiasmado pero “lamentablemente todo terminó con el derrocamiento de Illia y se acabaron todas mi ilusiones”.

Aseguró que fueron años de altibajos donde no se podía programar nada porque cambiaban de la noche a la mañana.

Comentó que la primera vez que voló fue en su propio helicóptero, “primero lo até al suelo para ver cómo lo podía dominar porque en ese tiempo no había piloto en el mundo que pudiera decir como se hacía, mi vuelo fue 18 años después del primer vuelo de Sicosky, el pionero de la aviación”.

Dijo que la fuerza centrifuga que generan estas maquinas son muy potentes por lo que hay que tener en cuenta todo lo que está alrededor, “hoy está todo medido por computadoras, pero en ese tiempo no, no sabíamos nada, incluso hoy en día si no sabes volar podes romper un aparato de última generación, yo tuve que aprender todo sobre la marcha”.

Indicó que vienen personas de todas partes del mundo a comprar o conocer helicópteros de su industria porque se han enterado por las revistas de sus alcances, “en Estados Unidos me invitaron a Osko que es el festival más grande de ese país y me hicieron volar una unidad”.

Pirincho dijo que quiere a su país, y nunca tuvo necesidad de irse, “me ofrecieron cumplir mi sueño en muchos países, pero nunca me quise ir, es increíble pero es así, me felicitaron de todas partes por la calidad y la presentación” y dijo frases como “por qué me tengo que ir si yo quiero estar en mi país. Me voy 15 días y ya me quiero volver” y “cuando me preguntaron en EEUU dónde estaba hecho, yo les dije en Argentina. Me dijeron que era de muy buena calidad y eso me llenó de orgullo”.

Manifestó que ahora solo pide unos cuantos años más de salud para poder disfrutarlo, y ver como crece la planta, “sino fuera por mi señora esto no camina, es la gran luchadora”.

Se mostró muy agradecido a todos y dijo que ahora hay que trabajar en el proyecto.