Sacramento

 

Pensar es hablar con uno mismo. Orar es hablar a Dios.

 

Ha habido en Oriente muchas personas que han sido iluminadas sin necesidad de tener un concepto de Dios, sin siquiera hablar de Él.

 

El Reino de Dios está dentro de ti, no lo busques ni le pongas etiquetas fuera de ti porque harás un ídolo.

 

El padre Rahner, al hablar del sacramento, dice: “No es la invasión de una fuerza divina exterior a ti; más bien es la acción por medio de la cual el cristiano da más fuerza a lo que ya existía allí.”

 

El mundo es el Cuerpo de Cristo. El sacramento es una fuerza que da más eficacia a lo que ya existía, a lo que uno ya tenía.

 

Anthony de Mello