Volver al corazón

 

 

 

Hay que lanzarse a la batalla sin ningún rastro de odio, para que esa batalla sirva de algo.

Un gran gurú de Oriente estaba hablando para un grupo de ejecutivos. Dijo: “Así como el pez, muere en la tierra seca, ustedes morirían si quedaran enredados en los asuntos del mundo. El pez debe volver al agua; allí es donde vive. Ustedes deben volver a su propio corazón.”

 

Entonces, los ejecutivos dijeron: “¿Quiere decir que debemos abandonar nuestros negocios y entrar a un monasterio?” “No, no”, dijo el gurú. “No dije entrar en un monasterio; continúen con sus negocios y vuelvan a su corazón.”

 

Anthony de Mello