Riqueza verdadera

 

La felicidad no está en lo que yo poseo sino en lo que soy. Tu “yo” es el que necesita ser. ¿Puedes verlo? Ésta es la fe verdadera.

Se cuenta una historia de un hombre que corre al encuentro de un monje que cruza una aldea: “¡Deme la piedra, la piedra preciosa!”

Dijo el monje: “¿De qué piedra hablas?”

 

El hombre: “Ayer por la noche, Dios se me apareció en un sueño y me dijo: ‘Un monje pasará por la aldea mañana al mediodía, y si él le da una piedra que lleva consigo usted será el hombre más rico del país.’ ¡Entonces, deme la piedra!”

 

El monje revolvió en su hábito y sacó un diamante, el mayor diamante del mundo, ¡del tamaño de la cabeza de un hombre! Y dijo: “¿Es ésta la piedra que quieres? Yo la encontré en el bosque. ¡Tómala!”

 

El hombre tomó la piedra y se fue corriendo a su casa. Pero aquella noche no pudo dormir. A la mañana siguiente, muy temprano, fue adonde el monje dormía, debajo de un árbol, y habiendo comprendido le dijo: “Aquí tienes de vuelta tu diamante. Quiero la riqueza que nos torna capaces de verter hacia afuera la riqueza.”

 

Anthony de Mello