Básquet: liga Endesa dura caída del UCAM Murcia de Marcos Delia y Campazzo

Movistar Estudiantes consiguió una abultada e importante victoria ante el UCAM Murcia por 109-84, que consiguió abrasando a triples al rival en la primera mitad (11 de 18) y sacándolo del partido en la continuación, hasta el punto de que perdieron los nervios, gracias a su acierto y defensa.

El choque comenzó a trompicones. Con un 5-0 de inicio, obra de Jordi Grimau, y la réplica murciana con un 0-6 en los dos minutos y medio iniciales.

Omar Cook con dos triples consecutivos comenzó a sostener a su equipo ante un UCAM Murcia más ordenado, más certero y más eficiente, que tampoco desdeñó la utilización del lanzamiento desde más allá de la línea de 6,75 metros, con Sadiel Rojas anotando dos sin fallo.

El UCAM Murcia presentó la primera candidatura a la victoria al alcanzar la decena de puntos de ventaja, 15-25, pero Movistar Estudiantes reaccionó de inmediato con Cook y con Edwin Jackson que anotó el último triple desde su propio campo y con el tiempo a cero para un 28-30 incierto.

Movistar Estudiantes sobrevivió con 7 de 10 triples anotados en el primer cuarto, en el que casi no hubo defensas por parte de ningún equipo e hizo debutar a Alec Brown, un exterior de 2,16 metros, con cierta grima a la lucha bajo los aros como demostró el año pasado en el Rio Natura Monbus Obradoiro.

En el segundo acto, UCAM Murcia perdió el orden de su juego y el ritmo del partido y los colegiales se impusieron con su juego deslavazado, a golpe de impulso y, sobre todo, de triples, porque la larga distancia fue la base de la anotación colegial.

Movistar Estudiantes alcanzó 7 puntos de ventaja, 40-33 (min.14.30), pese a la gran actuación de José Ángel Antelo, que sostuvo a su equipo con 3 de 4 triples anotados.

Movistar Estudiantes alcanzó los vestuarios con 50-49 y 11 de 18 triples (un fantástico 61 por ciento de acierto), mientras UCAM Murcia logró 7 de 13 (54 por ciento).

El descanso apaciguó las ansias triplistas de los dos equipos y Jackson comenzó a tener el protagonismo habitual en un Movistar Estudiantes que comenzó a llevar el ritmo del partido ante la ‘ausencia’ del UCAM Murcia, 65-57 (min. 25.20).

La entrada de las defensas en el partido no sentó demasiado bien al UCAM Murcia, en el que si descansaban Antelo y Facundo Campazzo se quedaba con su potencial muy disminuido.

Los de Fotis Katsikaris tuvieron unos graves fallos defensivos que propiciaron que los madrileños adquirieran hasta 12 puntos de ventaja, 77-65 (min.29). Al final del tercer cuarto, 77-66.

Con 11 puntos de ventaja y los diez minutos de la verdad por delante, Movistar Estudiantes se encontró cómodo, elevando la renta a 15 puntos (81-66, min.31.30), ante un UCAM Murcia muy desdibujado.

Benite intentó con 5 puntos consecutivos encontrar el camino para entrar en el partido, pero en el desorden del intento de remontada murciana Movistar Estudiantes se sintió cómodo. Jaime Fernández fue el siguiente en salir a la escena anotadora para subir la diferencia a 17 puntos, 88-71 (min.33.30).

Los nervios fueron los causantes de que Benite se hiciera acreedor de dos técnicas consecutivas, y su preceptivo abandono del partido, lo que de alguna manera rubricó la victoria local.

En los minutos restantes, los colegiales se dieron un festín ante un UCAM Murcia hundido y desaparecido hasta el 109-84 final. Los colegiales, además, superaron la diferencia de puntos del partido de la primera vuelta (100-91 para los murcianos).

LA SINTESIS DE LOS ARGENTINOS

Facundo Campazzo: 10 puntos, 8 asistencias, 3 rebotes, 2 robos, 4 pérdidas, 4 faltas, 6 faltas recibidas, 3-8 en dobles, 0-2 en triples y 4-6 en libres durante 28:55 minutos.

Marcos Delía: 4 puntos, 3 rebotes, 2 faltas, 2 faltas recibidas y 2-3 en dobles durante 16:29 minutos.