Fe

 

 

La vida eterna es ahora, está aquí, y a ti te han confundido hablándote de un futuro que esperas mientras te pierdes la maravilla de la vida que es el ahora.

 

Lo importante es escuchar y cuestionar desde ti mismo. Esa responsabilidad es sólo tuya y no puedes delegarla en otro, por mucho prestigio y credibilidad que tenga. Tal apertura se llama fe.

 

La fe no es inamovible y has de renovarla continuamente para que esté viva. Nunca puedes estar seguro del lugar al cual esa fe te va a llevar. Es ésa la fe que redime la vida, dejando muerto el pasado y empujándote al presente.

 

El presente es la vida, y sólo allí están Dios y la eternidad. Por ello hay que estar despierto, vigilante, para no perder nada de la vida.

Anthony de Mello