El viaje verdadero

 

Nuestra vida se convierte en un enredo porque tomamos por realidad lo que no son más que programaciones.

 

Un grupo de turistas pasa por campos deslumbrantes. Pero las cortinas del tren están cerradas, y ellos no ven nada. Están todos ocupados en decidir quién tendrá el asiento de honor, quién será más apreciado, quién es el mejor, quién el más bello, el más talentoso.

 

Eso continúa hasta el fin del viaje. Si pudieses entenderlo, serías libre, comprenderías qué es la espiritualidad.

Anthony de Mello