Somos el reino

 

Estar despierto es aceptarlo todo, no como ley, no como sacrificio ni esfuerzo, sino por iluminación.

La espiritualidad consiste en ser como somos, en transformarnos en lo que somos, en ver quiénes somos. Independientemente de que  la consideremos honesta, vana, insana, justificable o cruel, nos salvamos por percibir lo que no habíamos percibido hasta entonces.

 

Cuando descubrimos que nuestra esencia es única e inmutable, porque nuestro “yo” es lo que siempre ha sido por la gracia de Dios, alcanzamos nuestro “yo” espiritual. No es necesario que intentemos percibir la Buena Nueva. Tenemos en nuestro interior una mina de diamantes, somos el Reino.

 

Percibirás que finalmente eres libre cuando no tengas la necesidad pueril de tener certeza. Entonces no te desesperarás por el aire, la vida o Dios, pues habrás alcanzado la conciencia de que ya los posees.

Anthony de Mello