Predicar con la vida

 

Dios es el Desconocido, Dios es Misterio, Dios es Amor. Por eso, toda vez que estés amando, estarás participando de la divinidad y de la gracia.

 

Las matanzas, las injusticias y las guerras provienen de la ideología que lo ciega a uno a la realidad y lo endurece. La teoría puede servir en algún momento, pero siempre que no desborde u oculte la realidad.

 

Jesús era místico, un hombre de vida, y por ello obraba sensibilizado frente a la vida. Por eso, para las personas que están programadas, Jesús resulta inconsistente, imprevisible e inaprensible, y asusta.

 

Ellas prefieren hacerse una ideología que se pueda programar y utilizar. Algo que no escape de toda categoría y todo esquema. Jesús predicaba con la vida y eso es muy comprometido.

Anthony de Mello