Hampshire Down y Pampinta de La Esperanza en AgroActiva

La Cabaña radicada en Córdoba y Buenos Aires estará nuevamente en la mega muestra con la mejor genética en ovinos. “Es una gran vidriera al país y también al mundo, ya que hemos hecho contactos con extranjeros”, reconoció Pablo Sorasio.

Los ovinos tienen una fuerte presencia en el sector ganadero de AgroActiva y cada año los criadores renuevan su apuesta con animales de calidad y grandes expectativas de poder mostrarse antes miles de personas. Dos de las razas “estrellas” del espacio son las Hampshire Down (cara negra) y las Pampinta, muy buscadas por los amantes de la carne de cordero por su alta calidad.

Radicada en la provincia de Córdoba y Buenos Aires, La Esperanza de Agropampa SA comenzó inicialmente con la cría de reproductores bovinos en la década de 80, motivados por la necesidad de producir reproductores para sus rodeos, e inmediatamente, surgió la posibilidad de comercialización de los mismos, entre vecinos y allegados, situación que posibilito la formación de la” Cabañas La Esperanza”.

Con respecto a la participación en AgroActiva, Pablo Sorasio, propietario del establecimiento destacó que se están “preparando muy bien, volvemos este año a una zona conocida y donde ya habíamos hecho clientela, por tanto esperamos haya buenas ventas, seguramente ya muchos de ellos deben tener que cambiar nuevamente genética, por tanto el beneficio es mutuo”.

La Cabaña hace muchos años que participa en la feria, no solo con reproductores, sino con la fábrica de caravanas y con caravanas electrónicas que producen. “Para nosotros es la mega muestra del campo argentino, y siempre es interesante mostrar lo que uno con mucho esfuerzo hace durante todo el año”, aseguró. Para los expositores es una gran vidriera al país y también al mundo, ya que “hemos hecho contactos con extranjeros y continuamos la relación por mail, de hecho algunos viajaron también a ver que se hacía más allá de las fronteras, lo que sucede es que aun las condiciones sanitarias no están, en muchos países limítrofes, en condiciones de poder llevar o traer animales”, indicó.

El objetivo principal de los cabañeros que llegan con sus ejemplares a AgroActiva, además de mostrar su trabajo, es hacer relaciones comerciales y humanas. “De hecho en nuestro sector ovino ya hace varios años que alquilamos una casa entre la mayoría y pasamos cuatro días de buenos momentos, compartir experiencias, charlas y hacer hasta proyectos en común”, contó.

AgroActiva da la posibilidad a los expositores de poder obtener nuevos clientes durante los cuatro días de exposición para luego poder concretar negocios en sus establecimientos. Miles de visitantes llegan desde muy lejos a la mega muestra y se les hace engorroso poder llevar algún ejemplar en el momento.  “En la exposición queda el contacto y las ventas se producen luego, o es gente que se interioriza de la producción en la muestra y luego comienza a desarrollar un nuevo emprendimiento”, contó Sorasio.