Ser Cristo

 

Cuando puedas limpiar el corazón de todos los apegos y todas las aversiones, verás a Dios.

Jesucristo se sensibilizó a la vida y no a la religión. ¿Cómo puedes amar lo que no has vivido y ni siquiera has visto con ojos despiertos? Tu vocación es ser Cristo, no cristiano.

 

Ser sensible y abierto a las personas y a la vida. Ser libre, directo, inconsistente, imprevisible como Él lo fue.

 

Anthony de Mello