Tu fe te ha salvado

 

Si te acercas a la fuente de la Vida, con fe y esperanza, sentirás cómo comienzan a desaparecer tus males casi sin darte cuenta.

 

Nuestro cuerpo es instrumento de expresión, por medio de él se expresa nuestra psiquis, con sus cosas no resueltas, se expresa nuestro espíritu, nuestras emociones, nuestros sentimientos; pero también a través de él también nos comunicamos con los otros y podemos compartir con los otros las cosas que nos pasan.

 

Las personas somos seres sensibles y limitados que necesitamos permanentemente sentirnos recíprocamente comprendidos, incentivados, reafirmados, impulsados. Necesitamos continuamente expresar y que nos expresen cariño, tolerancia, misericordia. El calor de una caricia oportuna, el contacto con una mirada afectuosa pueden resultar sumamente importante en la vida de algunas personas… todo depende de la fe con que las recibimos.

 

Graciela Goñi

Acompañante espiritual

Centro de Espiritualidad Santa María