Gratuidad y paz

 

¡Buscamos tantas seguridades terrenales! Por el contrario, si confiamos en la vida, la vida misma confiará en nosotros. Media vida pasamos tratando de buscar seguridades y cuando nos damos cuenta nos cuesta la otra mitad tratando de despojarnos de ellas.

 

Que sepamos reinar en nuestras propias vidas está siempre a una acción de distancia de lo que decidamos hacer a continuación. Si sabemos cimentar con firmeza nuestro verdadero Ser, seguramente vamos a vivir haciendo el bien y así el beneficio se extenderá también en quienes están cerca, de lo contrario el mundo entero tendrá que seguir esperando.

 

Con claridad se manifiestan quienes se dan o se brindan desde su verdadero Ser, desde sus entrañas porque dan de corazón, sin esperar nada a cambio. Gratis recibieron de la vida, gratis dan a quienes pueden. Otra característica propia de estas personas es que sólo buscan la paz, no discordia, no enfrentamientos, sino convivencia y paz.

 

Graciela Goñi

Acompañamiento Espiritual

Centro de Espiritualidad Santa María