Entrega de juguetes al Hospital – Evita y la infancia – Conmemorar su muerte celebrando su obra

El Partido Justicialista de Saladillo quiere este 26 de Julio, día del fallecimiento de nuestra querida Evita, conmemorar su “gran obra” y en ella su dedicación a los niños. Es por ello que se acercaron al Hospital Dr. Posadas juguetes que fueron destinados a la Sala de Pediatría.

Creemos que la mejor manera de homenajearla es haciendo conocer esta obra con actos de entrega y amor hacia el “otro”, reconociendo y haciendo conocer su HISTORIA DE VIDA

La infancia de Cholita, como la llamaban sus hermanas, no fue muy distinta de la de millones de chicos argentinos, atravesada por las privaciones y las ilusiones de salir de esa situación, de soñar con el imposible juguete o el viaje a la gran ciudad. El Estado de entonces estaba muy lejos de ser benefactor, y para todos regían las leyes del mercado, con sus pocas ofertas y todas las demandas.

La pobreza en toda su dimensión será una marca indeleble para Evita. A ella nadie se la contó, aprendió muy a su pesar a convivir con las necesidades, a sobrevivirlas: “Para ver la pobreza y la miseria no basta con asomarse y mirarla. La pobreza y la miseria no se dejan ver así tan fácilmente en toda la magnitud de su dolor porque aun en la más triste situación de necesidad el hombre y más todavía la mujer saben imaginárselas para disimular, un poco al menos, su propio espectáculo.

Por ello es que Evita promovió y trabajó en la Fundación de ayuda a los pobres, la cual “vino a sustituir el concepto de beneficencia por el de justicia social, lo que despertó gran recelo en la Iglesia y en las damas de la alta sociedad”.

La Fundación Eva Perón nació con el objetivo de proporcionar asistencia social, y creada por la esposa del presidente Juan Domingo Perón funcionó desde 1948 hasta 1955, cuando la Revolución Libertadora puso fin a su accionar.

Eva se encargaba personalmente de la Fundación, que no sólo distribuía libros, alimento, ropa y juguetes para las familias más carenciadas, sino que también se encargó de la construcción de hospitales, escuelas u hogares de ancianos y de la organización de eventos deportivos para los más jóvenes.

Evita en cuatro años dejó un trabajo descomunal en pos de la Justicia Social. Trabajaba 18 horas por día atendiendo a las necesidades de la gente a través de esa entidad.

Para Evita la Fundación debía cumplir un papel altamente distributivo y le dice a Perón ‘¿qué pasa con los desocupados? ¿Qué pasa con las madres solteras,  ancianos y niños de bajísimos recursos económicos’. Entonces aparece con la Fundación, donde se entregaban máquinas de coser y donde además de escuchar a cada persona que allí se acercara, se ocupaba de la Infancia entregando juguetes en todo el país

Eva “consiguió lo nunca visto hasta entonces, el empoderamiento de las clases populares”. Por todo ello, su figura no dejó indiferente a nadie: “La derecha ultraconservadora no la aguantaba y la atacaba por haber sido actriz y lo que ellos llamaban ‘una mujer de la vida’ y para la izquierda fue una gran desgracia porque se comía su terreno”.

Pero Evita, que murió en julio de 1952, no sólo despertó odios, sino mucho amor y veneración entre el pueblo: “Sólo hay que ver las imágenes de su entierro”

Evita “es y seguirá siendo un ejemplo a imitar” sobre todo en los tiempos que corren,  donde es tan necesario no sólo reconocer sino generar políticas desde el estado para que allí “donde haya una necesidad nazca un derecho”

Saladillo, Julio de 2017

PARTIDO JUSTICIALISTA DE SALADILLO

WALTER ABARCA

PRESIDENTE

DANILO MENGARELLI

SECRETARIO

AMARO SARLO

VICEPRESIDENTE

NELIDA POLIMENO

SECRETARIA RELACIONES INTERINSTITUCIONALES