Mejor no hablar de ciertas cosas…pero Noooo!!!!

Parece que no podemos descansar ni un segundo. Una y otra vez se repiten los intentos de  pretender sostener a todo un modelo insustentable con medidas absurdas que no atacan las causas de los problemas sino que por lo contrario los agravan .No terminamos  aún de “apagar el fuego de la planta de biodiesel”, que nos enteramos que el Municipio trata de ayudar a  un empresario feedlotero con créditos blandos que ofrece Nación para producir energía con los desechos de la ganadería intensiva (feedlots, cerdos en confinamiento y pollos bajo galpón).

Lo peor es que el mismo Municipio es el que anuncia a través de una gacetilla que esta ayuda es para proteger al ambiente, para producir en forma sustentable y para que todxs vivamos felices y comamos perdices.

¿Es que no entendieron nada? Los feedlots y la ganadería intensiva en confinamiento es insustentable y por lo tanto nada sustentable puede surgir de allí. Los feedlots atentan contra el bienestar animal, producen carne de la peor calidad, contribuyen a aumentar los gases de efecto invernadero si se mira el sistema en su conjunto, favorecen y es funcional al monocultivo sojero, concentran la producción y el poder en pocas manos de grandes empresarios, son contaminantes del ambiente (suelo, aire y agua),expulsan gente del campo, hacen imposible la vida en sus inmediaciones y esta larga lista de problemas podríamos extenderla casi hasta el infinito.

Sabemos que nos van a decir que “peor es que la bosta quede en superficie”, “llegaron para quedarse” etc, etc, pero nosotros no aceptamos naturalizar lo antinatural.

Saladillo, en particular, reúne todas las condiciones geográficas que hacen que sea inviable la producción de feedlots y ganadería intensiva bajo confinamiento aun haciendo obras de infraestructura. Está lleno en el mundo de casos de piletas de tratamiento de efluentes que han colapsado por las lluvias y es por eso que en zonas húmedas, bajas y con escasa pendientes (como Saladillo) directamente se los prohíbe o se aconseja no instalar estos emprendimientos nefastos.

Uno, a veces, comete el error de preguntarse ¿Dónde estaban estos funcionarios cuando los vecinos denunciaban que ya no podían vivir al lado de los feedlots e incluso que algunos de ellos habían perdido su fuente laboral? ¿Estaban en otro planeta?

La realidad es que estaban en el mismo lugar que están hoy: del lado de los empresarios  feedloteros.

¿Por qué no usan esa plata para producir biogás con las cloacas, en lugar de derrocharla en los feedlots? ¿Acaso creen que llenando de feedlots a la Agentina solucionarán el problema energético? Es muy ridículo… incluso tener que explicarlo una y otra vez.

Lamentablemente sabemos que muchos militantes de grandes ONGS internacionales como Greenpeace, FARN y Vida Silvestre están colaborando con el gobierno nacional para maquillar de verde a este modelo insustentable, a cambio de puestos, jubilaciones de privilegios, viajes y altos sueldos estatales.

El grueso de las asambleas socioambientales de base, en cada pueblo de toda la Argentina, seguimos reclamando un cambio de modelo no sólo productivo sino de vida, basado en los conceptos del buen vivir.

Este sistema es insustentable por naturaleza y necesitamos cambiarlo.

Ahí están dormidos en un cajón, el proyecto de ordenanza para fomentar la agroecología y el proyecto para declarar a Indio Muerto Paisaje Protegido Municipal…tienen para empezar un interesante trabajo y debate, no pierdan más el tiempo en tratar de resucitar a un muerto.

ECOS DE SALADILLO