El tiempo es ahora

 

Se nos han dado todos los años de nuestra vida para aprender a buscar la verdadera vida en nuestro interior. Nadie aprende esta lección de manera inmediata. Es un proceso tan largo como la vida y que nos lleva a todos, si nos dejamos conducir, a la misma plenitud,  aunque sea por caminos diferentes.

 

La lógica de la vida interior es distinta de la nuestra, si no estamos dispuestos a dejar de pensar como los hombres nunca podremos entender ni vivir esta propuesta.

 

No importa en qué momento comenzamos, si al amanecer o al final de nuestra vida, los efectos que provoca siempre se dejan traducir en paz y gozo, lo que se recibe es pura gratuidad imposible de mensurar. En esta dimensión son imposibles las comparaciones, cuanto más se da más se recibe; cuanto más se busca el bienestar ajeno mayor es la felicidad que te inunda. El tiempo es ahora.

 

Graciela Goñi

Acompañante Espiritual

Centro de Espiritualidad Santa María