Incolla explicó que la poca presión de agua en Saladillo se debió a que al corte general se le sumó la salida de funcionamiento de dos bombas pero que ya está todo en marcha

La Subsecretaria de Servicios Sanitarios y Gestión Ambiental de la Municipalidad de Saladillo Mariela Incolla explicó la poca presión de agua que afectó la ciudad, fundamentalmente luego del corte general de agua del pasado miércoles.

Aseguró que ya se solucionaron los inconvenientes y que la columna de agua es buena por lo que debería ser normal el llenado de tanques y que de persistir el inconveniente en algún domicilio, realicen el reclamo correspondiente ya que puede deberse a algún taponamiento en el filtro de entrada o en la cañería interna de la vivienda.

Dijo que la empresa TECMA no tuvo más remedio que hacer un corte general de agua para empalmar caños nuevos en el transcurso de esta semana lo que provocó problemas en la población, “cuando se vació toda la cañería nos quedamos sin agua en toda la ciudad, lo que después tardó muchísimo en recuperarse, a lo que se le sumó la detención de dos bombas que salieron de servicio”. Contó que ellos aprovecharon el corte para hacer un cambio de una llave.

La funcionaria dijo que ahora se recuperó la presión pero que aún quedan muchas cañerías vacías con aire por lo que recomendó que luego de un corte general, siempre se deben abrir todas las canillas para que salgan las burbujas que puedan obstaculizar la salida.

Indicó que la ciudad ha crecido mucho y que se están construyendo dos nuevos pozos que deberán de estar funcionando a fines de noviembre, “actualmente se realizan dos conexiones de agua por día y eso es mucho”.

Dijo que se están cambiando y colocando cañerías en zonas periféricas de la ciudad sin posibilidad por ahora de hacerlo en zona céntrica, “estamos en una transición que el próximo mes debería de estar terminada”, dijo en referencia a que en varios lugares aún hay doble cañería debido a que no se finalizaron las conexiones de cada vivienda de la nueva cañería.

Dijo que por ahora no está previsto el recambio de cañería en el centro pero que sí se hará alrededor de la plaza cuando se realice la obra de reestructuración del centro para no tener que romperla luego.

Respecto de los medidores se consumo de agua, reconoció que esperaban avanzar este año pero no llegaron y que a principios del próximo esperan poder comenzar a colocar los primeros en los centros de mayor consumo como hoteles, restaurants, etc.

Pidió que haya cuidado en el consumo de agua sobre todo en el llenado de piletas porque el consumo es muy alto y le quita presión a los demás.