“Conrado Storani un medico cordobés, que en política fue un abogado de las causas justas” Carlos Antonio Gorosito

“Era un sábado de noviembre del año 1972,yo tenía 17 años, muy temprano ese día el Ing. Julio Fernando Volonté Director del Semanario “El Argentino ” de Saladillo en su auto Ford Falcon me paso a buscar  junto a  Carlos Armendáriz ,Abel Giannoni y Mario Arocena,por donde yo vivia. Teníamos un destino llegar a media mañana a Rosario (Pcia. de Santa Fe) donde en el viejo Teatro Real se lanzaría el Movimiento de Renovación y Cambio de la UCR. Yo viajaba con mucho entusiasmo y expectativa, iba a escuchar el discurso del Líder: del Dr. Raúl Alfonsín, a quién admiraba y luego seguiría durante toda mi vida. Pero ese día además del discurso de Alfonsín, conocí y escuche a otro grande del radicalismo y de la política argentina. A un político de  gran talante intelectual, que cada frase que pronunciaba en sus discursos era una enseñanza sobre todo para los más jóvenes. Ese político siempre enseñaba, daba cátedra  desde la tribuna. A mí  además de lo que enseñaba en cada intervención suya me impactaba  su tono de voz:,su pronunciación. Ese político que conocí en Rosario también influyo y mucho en mi formación política. Luego me enteré que ese político había nacido en  1923 en Rio Cuarto, era  por lo tanto cordobés, seguidor de Amadeo Sabatini, Diputado Nacional en 1958 y Secretario de Energía durante el Gobierno de Don Arturo Illia. Ese radical de pura cepa, ese político (de los mejores que tuvo la argentina) era: Conrado  Hugo Storani médico de profesión que se especializaria en  temas energéticos. Junto al Dr. Alfonsín y otros importantes dirigentes entre los que se encontraba nuestro convecino el Dr. Alejandro Armendáriz crearon el Movimiento de Renovación y Cambio de la UCR.  En la interna  para las presidenciales de 1973 integro la formula Alfonsín-Storani, pero en esa oportunidad se impuso  la integrada por  Ricardo Balbín- Eduardo Gammond( otro cordobés).  Recuerdo perfectamente que en cada acto que participaban  Alfonsín y Storani fundamentalmente los más jóvenes cantábamos:” Raúl- Conrado, el pueblo liberado”.  Después de haberlo conocido en Rosario mi militancia política me permitió  charlar con él, lo que me convencía cada vez más de su capacidad política y solvencia intelectual. Recuerdo perfectamente algunas charlas con l en su casa de San Isidro en Av. Libertador al 15.000, en los tiempos de la juventud radical milite junto algunos de sus hijos particularmente Federico ( Freddy),Carmen y la recordada Julia, y María Luisa, y conocí a sus otros hijos Mercedes, María Elena, Juan y Conrado( que cono vivía en  la pcia. de Córdoba no tuve mucho contacto). Su hijo Federico ha sido y es para mí  un referente político de gran dimensión, un amigo que siempre  me ha orientado en la vida política. Yo fui designado en 1974 Secretario de la  Juventud Radical de la Pcia. de Buenos Aires, el golpe  cívico militar de 1976, no nos amilano y seguimos militando en la Juventud Radical teníamos un Norte la recuperación de la Democracia y que el radicalismo fuera la  expresión de las mayorías nacionales cuando la Democracia se recuperara. El Dr. Conrado Storani fue uno de los dirigentes, además de Alfonsín, que nos acompañaba activamente en las actividades que a veces clandestinamente organizamos. En mi carácter de Secretario  de  la JR provincial lo convoque a muchos actos y el siempre dispuesto no solo estuvo en Saladillo, donde las actividades culminaban con una cena donde Storani era el orador principal. En ciudad había un Restaurant que se llamaba “EL Trucco” y allí  el Dr. Storani daba cátedra como siempre. En junio de 1980  lo convoque a un acto en la ciudad de Olavarría, que organizamos junto a mi amigo Rubén Lanceta (quién sería Diputado Provincial en 1983) y el Dr. Raúl Pastor (quién había sido Intendente de Olavarría 1973-1976).  Recuerdo que hicimos una cena numerosa a pesar de la prohibición que había de realizar actos políticos. Storani con la fogosidad que lo caracterizaba nos convocó a no abandonar la lucha y el daba el ejemplo. Con  la recuperación de la Democracia su fue Secretario de Energía del Gobierno del Dr. Raúl Alfonsín y luego Ministro de Salud  y Acción Social de la Nación. Su último cargo público fue Senador Nacional por su  provincia (Córdoba).El 10 de agosto de 2003 partió a la eternidad e ingreso en el Panteón de los  grandes dirigentes del radicalismo y de la política argentina. La nostalgia y la tristeza me invadió cuando fui a su velatorio realizado en el Congreso de la Nación. Que estás líneas sirvan de un humilde homenaje a uno de los grandes de la política. Conrado Storani es uno de  los hombres que nuestro partido no debe olvidar jamás. Quienes lo hemos y lo han conocido debemos difundir su trayectoria para que sirva de ejemplo a las actuales y futuras generaciones. Conrado no es solamente un nombre en la historia de nuestro partido y nuestro país, es un nombre en nuestras luchas. Su lucha fue  y es nuestra lucha.  Toda vez que lo recordemos a Storani nos seguirá enseñando: a no abandonar nuestra lucha por una sociedad más justa e igualitaria. Conrado Storani: “Un médico que en la Política fue abogado de las causas justas” Saladillo 29 de Agosto de 2017,,Carlos Antonio Gorosito  Ex – Intendente Municipal,  Ex – Presidente del Comité de la Pcia. de la UCR.