Informe del CPR sobre el secuestro de equino

En la víspera en horas del mediodía personal de este elemento en cumplimiento de tareas preventivas diarias, y ante la constatación de un equino suelto en la vía pública, sin marca alguna, careciendo al momento de su avistamiento de persona alguna encargada de su cuidado o guarda es que por tales circunstancias se procediera al secuestro del semoviente, el cual fuera resguardado de manera momentánea en el asiento físico del Comando de Prevención Rural, a la espera de su propietario.

Tal es así que en horas de la tarde se hiciera presente en el lugar una persona de sexo masculino quien se manifestara como propietario del mismo. Quien al momento de hacerlo lo hiciera esgrimiendo un arma blanca, procediendo a amenazar al personal policial que en ese momento se encontraba presente en el lugar, exponiendo de manera violenta y sin provocación alguna por parte del personal policial sus manifiestos deseos de recuperar el animal que refiriera como de su propiedad y horas antes secuestrado.

Se intentó de manera profesional y mediante el uso de la palabra a pesar del peligro de la situación apelar a la buena predisposición de este sujeto y con ello intentar evitar males mayores, sujeto el cual hiciera caso omiso a tales órdenes emprendiendo así una feroz huida del lugar a bordo de un automóvil llevando consigo el animal de tiro entre sus manos.- Masculino el cual comienza así una prolongada persecución, la cual no solo implicara al personal de este elemento sino también ante el alerta radial emitido por este Comando acudiera en colaboración personal de la Policía de Seguridad local, lográndose a través del trabajo en conjunto y mancomunado no sólo la interceptación del individuo en cuestión, sino así mismo efectivizar el secuestro del aludido equino y el cuchillo utilizado por el agresor.

Cabe destacar la notoria profesionalidad de las fuerzas del orden de este medio quienes con su preponderante actuar lograran no solo resguardar en todo momento el resto de los transeúntes y conductores que eventualmente pudieran verse afectados en razón del modo temerario adoptado por el conductor del vehículo en fuga sino además un verdadero éxito con el impecable accionar policial desarrollado, lográndose contener la conflictividad del suceso acaecido sin tener que lamentar ciudadanos, personal policial, o bien inclusive en la humanidad misma de la persona que finalmente se lograra reducir, no contando ninguno de los enumerados con ningún tipo de compromiso en su integridad física.

Se dio debida intervención a la Unidad Funcional de Instrucción Nro. 2 a cargo del Dr. Espartaco Sarramone, es que se dispusiera la inmediata aprehensión del sujeto oriundo de nuestra ciudad en orden al delito de Desobediencia y Resistencia a la autoridad, solicitado su comparecencia a primera audiencia.