Amor universal

 

Si los seres humanos pudiéramos descubrir que conformamos un todo con el universo entero y que no hay límites en esta realidad, entonces también entenderíamos que no son tan importantes las fronteras, ni raciales, ni sociales, ni económicas, ni geográficas, ni
culturales.

 

Si las personas pudiéramos entender que la única competencia legítima en la que tendríamos que ganar todos es sólo el Amor, porque es el único que nos lleva a la plenitud de nuestro Ser, entonces dejaríamos de tener ilusiones porque estaríamos viviendo la realidad más hermosa que pudiéramos imaginar, un verdadero paraíso terrenal, viviríamos en la paz como verdaderos hermanos.

 

Graciela Goñi

Acompañante Espiritual

Centro de Espiritualidad Santa María