Proveer agua segura es una responsabilidad del Estado y no vemos que el oficialismo haya tomado cartas en el asunto

Se acercan a las elecciones y es necesario que el contacto con los vecinos, más frecuente en ésta época, tenga contenido respecto de cuestiones que hacen a la calidad de vida de la comunidad de Saladillo. Es importante hacer foco en temas fundamentales como es el servicio del agua corriente al que, claramente, no se le da prioridad que debería tener. La presión es deficiente y aún no estamos en el verano, y el problema no pasa por la cantidad de pozos, ya que se están haciendo, sino por la calidad.

Es una realidad que muchos hemos incorporado el hábito de consumir agua envasada porque no sentimos la tranquilidad de estar ingiriendo agua segura, no tenemos la certeza de que lo que estamos tomando se corresponde con lo que deberíamos tomar. Con esto no queremos decir que toda el agua sea mala,  puede variar de acuerdo al pozo, pero sí ocurre que se está agregando cloro y si bien eso colabora con lo bacteriológico, el problema pasa por lo físicoquímico. Además, al haber una sobreexplotación de los pozos y estar las napas altas, eso hace que no tengamos agua segura.

Ante éste escenario la solución definitiva es resolver el tema de los pozos que no proveen agua de calidad y poner en marcha una planta potabilizadora que funcione con el sistema de osmosis inversa. Pero la importancia del servicio del que estamos hablando, por su influencia en la salud de toda una ciudad, exige una solución de inmediato.

Creemos  firmemente que el Municipio debe proveer bidones de agua segura a la población, en principio porque se está abonando y porque no todo el mundo tiene acceso a comprar. Ciertamente, no podemos afirmar que la gran cantidad de enfermedades oncológicas está relacionada al agua, pero tampoco podemos negarlo, y es por ello imperante que se instrumenten todas las herramientas necesarias para que los vecinos consuman agua de garantizada calidad. Aunque en estas elecciones el Gobierno no tiene que rendir cuentas de su gestión, la cual reconocemos que es buena, es importante que se revisen los temas pendientes, éste es uno de ellos y debe tratarse en profundidad.

Residuos

La disposición última de los residuos también es una cuestión trascendental ya que tiene incidencia en la salud de la comunidad, y al que no se le da la importancia que amerita. Los desechos de nuestros hogares finalizan en el basural y eso genera contaminación de las napas. No puede ser que sigamos hablando de las mismas problemáticas desde hace años, hay que comenzar a resolver, y con el flujo de fondos que recibe el Municipio debido a la alineación política, se pueden solucionar todas las cuestiones, solo hay que priorizarlas, decidrilo.

No se trata de chicanas políticas, sino de problemas concretos que afectan la calidad de vida de las personas, a los que se suman las dificultades de tránsito, las motos, la limpieza de la ciudad.  Si pretendemos representar  tenemos la obligación de poner los inconvenientes sobre la mesa.

La situación social

El tema social también nos preocupa, la gente se acerca a hacernos pedidos  y es doloroso, hay necesidades y derechos que debe resolver y garantizar el Estado Municipal, hay sectores que viven de manera muy precaria. El dinero rinde cada vez menos y los costos se incrementan, esos desequilibrios los afrontamos los trabajadores.

Miguel “Gogo” González, candidato a Concejal 1Pais