Rechazo

 

A veces parece que las personas que están más ligadas a las religiones son las que más dificultades tienen con decidirse por el camino al corazón. Suelen estar tan atentas al cumplimiento de requerimientos externos que no pueden tener un lugarcito para escuchar la palabra que brota de lo más profundo del ser.

 

Todas las personas tenemos una dimensión espiritual que deberíamos desarrollar y mientras no lo hagamos viviremos atrofiados en ese sentido. El corazón nos habla a todos. Algunos ni siquiera se enteraron, otros no quieren escuchar y otros rechazan lo que escuchan. Optan por las seguridades.

 

La Verdad está en lo más profundo de nuestro ser. Escuchar o no, es una decisión personal. No escuchar es rechazar.

 

Graciela Goñi

Acompañante Espiritual

Centro de Espiritualidad Santa María