Misericordia

 

La misericordia es un sentimiento que mueve a actuar en favor del otro, que no deja indiferente. Significa sentir en el corazón, en las entrañas, el sufrimiento de la otra persona.

 

Algunas veces las personas que menos pensamos, las que quizás creemos menos “virtuosas” son las que están más capacitadas para vivir con un corazón misericordioso. Con mucha frecuencia tenemos que aprender de ellas.

 

Las personas nacemos como un proyecto en evolución, tenemos que desarrollarnos y crecer, el desarrollo pleno lo alcanzamos con la plenitud de la humanidad, la plenitud del amor que no mira distinciones ni discrimina sino que es universal. El ser humano tiene como tarea primordial impregnar este mundo de calidez, calidad, amor solidario y compasivo.

 

Graciela Goñi

Acompañante Espiritual

Centro de Espiritualidad Santa María