Meditación y acción

 

Vivimos demasiado ocupados, corremos todo el día. La vida se complica cada vez más. Cuanto más cosas queremos más nos complicamos, nos aturdimos, corremos de aquí para allá y hasta nos creemos importantes!

 

Lo cierto es que cuando menos lo esperamos nos damos cuenta que perdimos la vida, ni siquiera sabemos quienes somos, qué pensamos, qué sentimos, qué nos impulsa a elegir lo que elegimos.

 

No hemos rescatado tiempo para el silencio, la reflexión y la meditación, pilares fundamentales de nuestra vida interior. Nos hemos perdido espacios preciosos para compartir, para disfrutar de la vida, se han esfumado momentos que ya no vuelven. Es importante que las decisiones importantes de la vida las podamos tomar a la luz de nuestra vida interior.

 

Graciela Goñi

Acompañante Espiritual

Curso de Espiritualidad Santa María