Fenómenos de actualidad en la Educación Secundaria en la Provincia de Buenos Aires

Si uno fuera un ciudadano común, con algunos años de experiencia, se preguntaría  Qué está pasando en la Educación Secundaria, que las escuelas están apareciendo como noticias y de hecho no las buenas noticias que todos estaríamos esperando.

En este sólo año, ha habido importante deserción en todos los cursos, ha habido toma de Colegios y de Colegios prestigiosos, ha habido Bulling a los alumnos entre pares y de prof y/o directivos hacia alumnos/as y hacia compañeros de tarea, Abuso sexual entre hacia los alumnos, quizá haya habido menos pintadas, robos y destrozos que otros años, y como corolario ha habido amenazas de bombas y presencia de armas y hasta ejercicio de las mismas.

Esto parece avanzar, hacia símbolos de otras etapas y agresiones de tercer nivel (arma en mano) sumamente riesgosas. En realidad a esta altura de los grupos secundarios lo esperable es que la comunicación se dé a través de la palabra, del diálogo verdadero manejado a través de hipótesis de verdad, sin gritos, sin negativas, sin represión, sin sujetar al sujeto, sino sugiriendo las mejores opciones para el futuro.

La cultura es una disputa por el poder, pero no le corresponde al mayordomo de la educación valerse del poder para educar, no es que yo como educador tenga que convencer a nadie que lo que está haciendo está mal a fuerza de amenazas, reprimendas, represión o con que te vas a quedar libre, te voy a desaprobar…etc. Sino que tengo que vencer junto con él los problemas que él manifiesta. Y para eso sería bueno saber que necesitan y quieren los niños.

Lo primero es que le digas siempre la verdad, que les respetes como personas libres y responsables, que no te saques al hablar, que no le digas nunca lo que no te gustaría escuchar de ti, que le consultes sinceramente acerca de que le está pasando, es simple es claro, cuando ellos no son escuchados se cierran en su mundo se humillan y se guardan su dolor, hasta que este se convierta en rencor. Nunca le preguntes por qué, pues ellos no saben el porqué, pues si lo supieran ya hubiesen resuelto el problema. Nunca le amenaces con actitudes, que ni vos te las creés. El quedarse libre hoy, frente a tanto ausentismo y deserción en la Escuela secundaria es totalmente arbitrario y la nota debe ser mérito de lo que el docente le supo enseñar y de lo que el alumno logró aprender.

Y ahora hablemos de la conducta o comportamiento de ambos sujetos en la disputa, ya que la reacción de uno infiere y provoca la reacción del otro.

Se cree que siempre uno es mayor dotado que el otro, claro está, que solo en algunas cuestiones. En el caso del comportamiento, el mayor dotado, o supuestamente el más civilizado, para entender el hacer, el decir, el pensar y el sentir del otro deberá contar mínimamente, con:

·         Una actitud siempre positiva, confiada y segura.

·         Con un buen método multifacético de observación, con herramientas de consulta, entrevistas, registro, listas de control y cotejo, etc.

·         Con varios modelos de diagnósticos

·         Y sobre todas las cosas con una buena teoría de respuestas,

·         Y un modelo terapéutico a mano.

Y cuando hablamos de terapéutico, no es porque estemos hablando de enfermedad, sino simplemente de conductas erróneas, y/o de muebles cambiados de lugar, los que deberán ser reubicados simplemente a través de la comprensión y el diálogo sincero, para vencer con el otro las dificultades que subyacen la relación.

Ahora sepamos que los cambios de conductas y/o comportamiento, no son tan fáciles, que la modificación de las conductas que integran el comportamiento, según Carl Roger en su libro El proceso de convertirse en persona, conlleva siete pasos, y que una vez desaparecido los síntomas, y llegado a la utopía del éxtasis, pueden dar nuevamente algunos cortocircuitos reiterativos, sobre los que según Ken Wilber el sujeto debe ser anunciado para que cuando le den, reflexione sobre ello y resuelva el cambio necesario. Esto, para mí, sería educar, vencer con el otro los problemas de comportamiento, El término “educación” proviene del latín educere “guiar, conducir” o educare “formar, instruir”:

Educere: la acción del docente es la de apoyar en la construcción del aprendizaje propio del alumno, es decir, el sujeto ya tiene la facultad de realizar su propio proceso de enseñanza-aprendizaje y puede ser autodidacta.

Educare: la función del docente es indispensable, es decir, la persona no puede formarse de ninguna manera sin la intervención de un docente porque necesita que lo instruyan. Es la versión asignada a la denominada “escuela tradicional”.

Educere. El papel del maestro es sacar todo el potencial del alumno que posee de forma innata para su pleno desarrollo, sacar del interior mediante la comprensión la verdadera conducta moral y ética, sin violencia simbólica, con legitima autoridad pedagógica,

El que no sabe, es como el que no ve. Y el peligro acecha  y no lo ve, es más, ni siquiera sabe que existe. La educación no es solo ciencia, sino que es Ciencia y Arte, y leer los cuadros de otros, requiere de una preparación especial, en Todas Las Ciencias de La Educación (Pedagogías-Didácticas-Psicologías-Sociologías-Filosofía- Política- Organización-Legislación- Administración- Tecnología- Metodología de la investigación y la asignatura que pretendes enseñar)  y en el Arte del bon vivir.

Yo pienso que, Solamente, si el *más civilizado*, como decía Sarmiento, reconoce sus falencias, el bárbaro reconocerá las suyas.

 

Prof Francisca Josefa Nicolini

DNI 5.002.503