Astucia

 

En la actualidad hablamos de tráfico de influencias, de corrupción, de enriquecimientos indebidos, de falsificación de documentos… las personas que eligen como el tesoro de sus vidas las cosas superficiales, tienen mucha astucia y desarrollan increíblemente esa capacidad. Nada los detiene en el camino a conseguir el fin propuesto.

 

Habría que preguntarse si las personas que eligen el camino del espíritu, de crecimiento interior desarrollan esa misma astucia para defender, crecer y madurar en su vida interior. Bueno, el camino del espíritu atraviesa, quizás, más dificultades que el camino de las cosas materiales.La vida es siempre una opción: entre honradez e injusticia, entre fidelidad e infidelidad, entre bien y mal…. hay ver con claridad para poder decidirse»

 

Donde esté nuestro tesoro estará nuestro corazón (cf. Mt 6,21). Debemos examinar nuestros anhelos para conocer dónde está nuestro tesoro… Nos dice san Agustín: «Tu anhelo continuo es tu voz continua. Si dejas de amar callará tu voz, callará tu deseo».

 

Graciela Goñi

Acompañante Espiritual

Centro de Espiritualidad Santa María