Gorosito: Cacho Castaña se desbarrancó con sus declaraciones sobre la violación y las repudiamos

“Cacho Castaña se desbarrancó con sus declaraciones sobre la violación y las repudiamos, en cambio debemos rescatar discursos como los Oprah Winfrey en las entrega de los premios “Globos de oro” porque constituyen un gran alegato contra la violencia de género y los abusos contra las mujeres” Carlos Antonio Gorosito.

“Oprah  Winfrey la famosa actriz y presentadora americana durante la entrega de los premios “Globos de Oro” pronunció un discurso que ha temido una gran  repercusión internacional: palabras durísimas contra la violencia machista.

“Por mucho tiempo, las mujeres no fueron escuchadas o no se atrevían a decir la verdad porque enfrentaban el poder de todos estos hombres. Pero se les terminó el tiempo”, lanzó Oprah, luego de haber recibido el galardón Cecil B. DeMille por sus contribuciones al mundo del espectáculo. En su discurso Oprah Winfrey hace referencia a  Recy Taylor en estos términos:” En 1944, Recy Taylor era una esposa joven y una madre que regresaba de un servicio religioso al que había atendido en Abbeville, Alabama, cuando fue secuestrada por seis hombres blancos armados, quienes la violaron y la dejaron vendada a un lado del camino. Ellos la amenazaron con matarla si le decía a alguien, pero su historia fue denunciada a la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (Naacp, por sus siglas en inglés), donde una joven trabajadora con el nombre de Rosa Parks se convirtió en la principal investigadora de su caso y juntas buscaron justicia. Pero la justicia no era una opción en la era de Jim Crow (la de las leyes que promovían la segregación racial). Los hombres que trataron de destruirla nunca fueron perseguidos. Recy Taylor falleció hace 10 días, poco antes de cumplir 98 años. Ella vivió, como todos lo hemos hecho, demasiados años en una cultura quebrada por hombres brutalmente poderosos. Por mucho tiempo las mujeres han sido ignoradas y no se las ha escuchado cuando se atrevieron a contar su verdad sobre el poder que tienen esos hombres. Pero su tiempo se acabó. Su tiempo se acabó (en referencia a la frase en inglés Time’s Up, que es además el nombre del movimiento que ha servido para crear un fondo de ayuda legal a víctimas del acoso machista).

Su tiempo se acabó. Y yo tengo la esperanza de que Recy Taylor haya muerto sabiendo que su verdad, como la verdad de muchas otras mujeres que fueron atormentadas en esos años –y que siguen siendo atormentadas en estos días– y que sin embargo siguen adelante, como el corazón de Rosa Parks que tantos años después encontró la fuerza para quedarse sentada en ese autobús y no ceder su asiento en Montgomery, y está en cada mujer que aquí mismo elige decir “Yo también” (“Me too”, en referencia a las mujeres que han denunciado haber sido ser víctimas de acoso), y en cada hombre que elige escuchar.

En mi carrera, lo que siempre intenté hacer con todas mis fuerzas, ya sea en cine o televisión, es tratar de decir algo sobre cómo los hombres y las mujeres se sienten realmente. Contar cómo nosotros experimentamos vergüenza, cómo amamos, cómo nos enojamos, cómo fallamos, cómo emprendemos la retirada, cómo perseveramos y cómo, finalmente, nos superamos. He entrevistado y retratado a personas que fueron capaces de resistir algunas de las peores tragedias que la vida te puede arrojar. Todos ellos tienen una cualidad en común: la habilidad de mantener la esperanza en un mañana mejor, aún durante las noches más oscuras. Así que quiero que todas las jóvenes que están viendo en este momento sepan que un nuevo día está en el horizonte. Y cuando ese nuevo día finalmente comience, será porque muchas de esas magníficas mujeres, muchas de las cuales están aquí en la sala, y algunos hombres fenomenales, están peleando duro para asegurarse de convertirse en los líderes que nos lleven al tiempo en el que nunca nadie tenga qué decir de “Yo también” otra vez”. Aquí en  la Argentina una figura reconocida, un gran artista, un ídolo popular, un  ciudadano distinguido de Buenos Aires  como lo es CACHO CASTAÑA, se desbarranco y dijo:”” SI LA VIOLACION ES INEVITABLE, RELAJATE Y GOZÁ”. Naturalmente sus expresiones merecieron el repudio  de gran parte de la sociedad a las que me sumo.  La violación es un crimen, un ataque a la integridad física y moral de cualquier persona, de cualquier sexo, de cualquier raza, de cualquier religión, de cualquier edad. Es algo que no debemos estar dispuestos a tolerar y tampoco a tener expresiones y actitudes que fomenten las violaciones. Supongamos que Cacho Castaña (EL Gran Ídolo Popular) hubiese  sido víctima de una violación en algún momento de su vida y también supongamos que alguien con la popularidad que el hoy tiene hubiese dicho” SI LA VIOLACION ES INEVITABLE, RELAJATE Y GOZÄ”. Es una verdadera  aberración sostener una cosa de esa naturaleza. Sabemos que a posteriori de pronunciar esas  palabras, luego vino la disculpa y “el no quise decir tal cosa”, “esa expresión no refleja mi verdadera personalidad”, etc,etc, tal como ocurrió con el Director  Técnico de la Selección Nacional de Futbol cuando maltrato a un inspector de tránsito. Estas expresiones como las de Cacho Castaña y Jorge Sampaoli a veces ponen al descubierto el verdadero pensamiento de algunos seres humanos. Esperemos que esto no sea la generalidad, que sean simples excepciones.  Las personalidades públicas tienen una gran influencia sobre las sociedades de manera que  deben ser respetuosos de la condición humana al expresarse. En nuestro país y en el mundo muchas mujeres son víctimas de violencia de género, de acoso y de diversos tipo de maltrato, si verdaderamente nos consideramos seres creados para el bien debiéramos evitar que estos hechos  de maltrato y violencia contra la mujer  ocurran.  El Hombre y la Mujer han sido creados para marchar juntos a la par y para contribuir a construir una  Sociedad de Seres Humanos  Felices y Solidarios. Las expresiones de Castaña, como en su momento las de Cordera son repudiables. Pero los discursos y posiciones de personas como Oprah Winfrey ayudan  mucho para crear conciencia  contra violencia de  género y los abusos contra las mujeres. El camino a seguir es el respecto y la valoración de la mujer, desde todos los niveles del Estado y de las organizaciones civiles debemos sumar esfuerzos para terminar con la violencia de género.”

Carlos Antonio Gorosito- Ex – Intendente Municipal, Saladillo 11 de enero de 2018.