Espacio Cooparte – Aire al arte libre: Ensamble de clarinetes para los chicos de La Casita de la Vía en la CES

Creando un espacio para la diversión y el crecimiento de las personas la Cooperativa Eléctrica de Saladillo ha creado Cooparte, un espacio de fomento del arte y la cultura.

Como parte de las actividades que se realizan y con la iniciativa del “Ensamble de clarinetes de la Provincia de Buenos Aires”, coordinado por la saladillense Julieta Ugartemendía, se llevó a cabo una jornada lúdica de intercambio entre integrantes del ensamble y más de 20 chicos que participan de los talleres de música de “La Casita de la Vía”.

Durante la jornada musical que tuvo lugar en el auditorio de la CES los integrantes del ensamble propusieron jugar con instrumentos, interpretando canciones junto a los chicos y compartiendo una experiencia musical novedosa.

Ensamble de clarinetes:

El Ensamble de Clarinetes de la Provincia de Buenos Aires (ECpBA) es un proyecto pedagógico-artístico que reúne a clarinetistas profesionales, estudiantes y aficionados provenientes de distintos puntos de la Provincia. Tiene por objetivo, tanto el crecimiento y perfeccionamiento técnico e interpretativo del ejecutante, como así también el desarrollo artístico y pedagógico que brinda el aprendizaje de tocar en grupo realizando conciertos abiertos al público. (http://ecpba2016.wixsite.com/ecpba)

Talleres en La Casita de la Vía:

En la Casita de la Vía los talleres de Música funcionan desde 2017, coordinados por Nacho Rodríguez y Perla Breve. Allí niños y adolescentes vivencian la música a partir de juegos. Realizan ejecución de distintos instrumentos como: guitarra, guitarra eléctrica, bajo, percusión. Cantan, componen canciones, asociando las notas a emociones para hacer uso del lenguaje musical, aun cuando no sepan identificar las notas.

Con el taller de iniciación musical “Los Peques” y el taller “La música como artefacto cultural”, se intenta generar un espacio que, a través de los conocimientos musicales, permita crear, encontrando modos de expresión a partir de este lenguaje novedoso, sentido. Se aprende a tocar los instrumentos a partir de la creación de canciones. La música es un artefacto, porque se hace un uso, se lo “amasa” para poder crear y expresar. Es un espacio convocante, que también enriquece el plano simbólico, la puesta en palabras de las diversas emociones y vivencias propias de estos niños, niñas y adolescentes. Donde cada uno de los que participa se transforma.