Anhelen y tendrán

 

De la escucha interior con frecuencia surgen desafíos que, parecen casi imposibles, en esos momentos no tenemos que desistir, muy por el contrario, debemos incrementar nuestro anhelo. El anhelo intensifica cada vez más la capacidad de afrontar desafíos que jamás hubiésemos pensado que podríamos realizar.

 

El anhelo no sólo aumenta la fortaleza interior sino que también amplía la confianza, la seguridad de que todo va a ser para bien. La vida es un aprendizaje y se trata de estar atentos para no desperdiciar esas enseñanzas.

 

Sin lugar a dudas, quien emprenda este camino, con confianza y entrega, tarde o temprano, en algún momento va a poder percibir esa fortaleza que emana del interior y que nos incita a vivir conformes a nuestra conciencia para poder gozar de esa paz interior que nada tiene que ver con la ausencia de luchas y que la podemos vivir aún en medio de las luchas.

 

Graciela Goñi

Acompañamiento Espiritual

Centro de Espiritualidad Santa María