Dónde vive la felicidad

 

“La felicidad de la vida no está ni en la posesión de rebaños ni en el oro; la morada de la felicidad es el alma” (Demócrito)

 

Muchos anhelan la felicidad y adquieren a tal fin, en lo posible, grandes riquezas. Pero la riqueza no hace la felicidad. Quien no siente la felicidad en su alma camina en vano detrás de ella en el mundo de la posesión o del éxito. Nunca tendrá lo suficiente, nunca será reconocido en forma suficiente, nunca tendrá tanto éxito como para ser feliz. La felicidad vive dentro del alma, en el ámbito interior del hombre. Allí donde percibe su carácter único, allí donde sabe de su dignidad divina, allí se encuentra una felicidad que ni el fracaso, ni la pérdida ni ningún rechazo pueden robarle.

Anselm Grün