Variedad

 

“De todo un poco”. Éste es un sabio consejo. Los especialistas en alimentación recomiendan que, más que tomar suplementos vitamínicos, es buena una alimentación bien variada, donde haya de todo un poco y nada en exceso.

 

En realidad esto vale para todas las cosas de la vida. Cuando tenemos algo de esparcimiento y de descanso eso es bueno, pero cuando comenzamos a buscar cada vez más el esparcimiento y perdemos el gusto de trabajar, nuestra vida se enferma.

 

Pasarse el día leyendo sin tomar contacto con los demás tampoco es sano. Tampoco es bueno pasarse el día conversando y nunca disfrutar del silencio.

 

Dar órdenes permanentemente sin detenerse a consultar ni dejarse orientar por otros no es saludable. Pero vivir obedeciendo órdenes sin tener algún espacio para la creatividad tampoco es algo deseable. Hablar mucho y escuchar poco es tan malo como escuchar mucho sin ser capaces de dar nuestra propia opinión.

 

¿Has logrado en tu vida una síntesis adecuada donde haya de todo un poco? ¿O hay un aspecto de tu vida que se ha desarrollado demasiado a costa de la riqueza y la variedad que podrías tener?

VMF