La verdad libera

La verdad libera

 

Existe una opinión bastante extendida en nuestra sociedad que afirma que la existencia de la verdad encadena y que el relativismo libera.

Nada más lejos de la realidad, es la verdad la que libera, la que da alas y nos libera del subjetivismo, de la esclavitud de la opinión dominante, incluso de los caprichos.

Por ello no hay que tener miedo a la verdad, hay que buscarla con pasión, con honradez, sin prejuicios. Es este principio el que debemos vivir y transmitir a nuestros hijos.

Es cierto que buscar la verdad es comprometido y puede resultar molesto. Resulta más fácil dejarse llevar de la corriente y hacer propio lo que otros se molestan en pensar. Verdad y libertad van inseparablemente unidas y los padres debemos fomentar la pasión por descubrirlas y vivirlas.

Aníbal Cuevas