Mensaje de la escuela Especial Helen Keller

El entorno físico que diseñamos pareciera estar destinado a un ser humano ficticio e inmutable, que no crece, no enferma, no envejece, un modelo perfecto, consecuencia de una visión perfeccionista del hombre. Su integración es una obligación que atañe a toda la comunidad, por eso deben evitarse aquellos

Obstáculos que les interrumpan el uso de la ciudad y sus espacios públicos y de recreación.

LOS SERVICIOS AGREGADOS DE MOTORES, SORDOS E HIPOACÚSICOS Y CIEGOS Y DISMINUIDOS VISUALES DE LA ESCUELA ESPECIAL Nº 501 REALIZARON UN PROYECTO ANUAL DENOMINADO “TODOS IGUALES, TODOS DIFERENTES” DONDE SE DARÁN A CONOCER NECESIDADES ARQUITECTÓNICAS Y URBANÍSTICAS DE NUESTRA LOCALIDAD PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE NUESTROS ALUMNOS