Armendáriz presentó proyecto para que la provincia también amplíe el derecho de los jóvenes de 16

El Diputado Provincial Alejandro Armendáriz, presentó un proyecto de Ley para que se modifiquen los artículos 2 y 4 de la ley provincial número 5109, adecuándola a la ley nacional actualmente en tratamiento y proponiendo básicamente que el voto sea optativo a los 16 años y obligatorio desde los 17.

Armendáriz dijo que la provincia debe comenzar a discutir este tema, reflejando las discusiones y debates que ya se dan en todo el país. Agregó que en su opinión se trata de una extensión de los derechos a los jóvenes de entre dieciséis y diecisiete años que significa otro avance más hacia lograr esa sociedad profundamente democrática que debemos construir entre todos. “Posibilitarle el sufragio es concretar su legítimo derecho a pensar y expresarse, dejando atrás las concepciones de una estrategia electoral o de manipulación del elector, formando a la sociedad y comprometiéndola con la republica, sus instituciones y todo lo que hace a la vida pública” expresó agregando que hay que acompañarlo de una fuerte formación cívica en las escuelas.

Explicó que si la Nación aprueba la ley en tratamiento y la provincia no se adecua a la misma, los jóvenes de 16 y 17 años podrán votar candidatos a presidente, diputados nacionales y senadores nacionales y no concejales y consejeros escolares, intendentes, legisladores provinciales y gobernador.

Consideró que “El voto es y debe ser obligatorio, pero la ley puede exceptuar en las edades que estime más convenientes como el caso que obliga a sufragar a partir de los 18 años, y exceptúa de hacerlo a aquellas personas con más de 60 años y así como lo hace para los mayores, también puede hacerlo para los jóvenes de 16 años, ya que su incorporación a la vida cívica debe darse de manera gradual”.

Por otro lado, argumentó, dada la similitud de actividades o actos que pueden realizar los jóvenes de 17 y 18 años, se puede prever la obligatoriedad para los primeros dado que, entre otras cuestiones, a los 17 años se le reconoce capacidad para conducir automóviles y camionetas, con autorización judicial pueden contraer matrimonio, con autorización de sus progenitores pueden trabajar, pueden ser sometidos a proceso penal en el supuesto de delitos cuya pena privativa de libertad exceda los 2 años (art. 1 y 2 ley 22.278); pueden acceder a estudios de nivel universitario o terciario; etc.

Armendáriz aclaró que “El voto será para él joven de 16 años obligatorio, pero la ley – al igual que lo hace con los mayores de 60 años – lo puede eximir de esa obligación, del “deber”, pero mantenerle o garantizarle el ejercicio de ese derecho electoral”.

Por último, hizo referencia a que muchos países ya han implementados leyes similares como es el caso de Brasil, Cuba, Nicaragua y Ecuador en Latinoamérica o Austria y Eslovenia en Europa, todos ellos permitiendo el voto desde los 16 años. Por otra parte, Bolivia, Chile y Uruguay y, fuera de Latinoamérica, países como Italia, España y el Reino Unido, actualmente son escenario del mismo debate que hoy se plantea en Argentina, aunque todavía no sancionaron ninguna ley en ese sentido.