Temporal daña equipos de telecomunicaciones y afectó a los servicios de internet y telefonía

Una tormenta con fuetes descargas atmosféricas y vientos huracanados azotó en la noche del viernes a las cercanías de la localidad de Cazón. El fenómeno climático ocasionó severos daños en los equipos que se utilizan para la conexión con saladillo por el área de telecomunicaciones de la CES, generando la interrupción de los servicios de internet y telefonía.

Si bien los mayores problemas se registraron en la zona rural, el temporal afectó la central de interconexión entre los equipos y los usuarios.

Personal técnico que se encuentra trabajando en el lugar explicó que “se están realizando las tareas para normalizar el servicio”, y dado que “lograr la estabilidad del mismo llevará probablemente entre 48 y 72 horas, es posible que los usuarios queden temporalmente incomunicados”.

Medidas de seguridad ante tormentas:

“Durante y después de una tormenta es recomendable mantenerse alejado de cables caídos y postes quebrados”, sugieren los técnicos de CES Energía, al tiempo que solicitan que en caso de observar: conductores eléctricos en contacto con instalaciones metálicas (como por ejemplo, carteles, columnas de alumbrado público, semáforos, etc.), caídos en la vía pública, o al alcance de la mano, humo, vapor o fuego en instalaciones eléctricas (cajas, transformadores, etc.), tapas abiertas o deterioradas de cualquier instalación eléctrica, no se acerque, no las toque.

De producirse lluvias y/o vientos fuertes tome la precaución de evitar circular por zonas anegadas. No toque ni remueva cables sueltos e inmediatamente advierta cualquier situación de peligro al teléfono de llamadas gratuitas 0800 115 2020