Verdadero amor

 

A veces se utilizan frases peligrosas como: “Te necesito constantemente”, o “sin ti no puedo vivir”, o “eres lo único importante para mí”. Estas frases son muy preocupantes, porque en realidad pueden significar lo siguiente: “No me interesa dialogar contigo, no me importan tus planes ni tu libertad. Lo que me importa es que puedes resolver mis necesidades”. Y si esa persona, en su libertad, no se adapta a lo que le pido, o no quiere ser el tapa agujeros de mi vida, entonces se transformará en un ser detestable, en un enemigo o en un competidor, y no podré soportar que sea feliz sin mí.

Descubro entonces que, para poder comunicarme profundamente con otro, para que haya un verdadero diálogo, es indispensable aceptar que el otro no sea totalmente para mí, y renunciar a que sea la solución de mis necesidades y problemas.

Sólo dejándolo ser él mismo, con su personalidad y su libertad, podré comunicarme con él. Entonces lo amaré también cuando no esté conmigo, lo respetaré también cuando no pueda resolver mis necesidades, lo aceptaré también cuando no me apruebe o cuando no esté pendiente de mí. Así, en el fondo, aunque no tenga todas mis necesidades satisfechas, tendré la satisfacción más grande de un ser humano: amar a alguien en serio..

VMF