José Ismael Trentino Presidente de FAA Filial Saladillo, participó el día miércoles 10 del corriente mes, de la Movilización Nacional junto a otras Agrupaciones

José Ismael Trentino Presidente de FAA Filial Saladillo, participó el día miércoles 10 del corriente mes, de la  Movilización Nacional junto a otras Agrupaciones, como  CTA, que lidera Pablo Micheli, la CGT Azopardo, Corriente Clasista y Combativa (CCC), Barrios de pie, Federación Agraria Argentina (FAA), la FUA, los legisladores del Frente Amplio Progresista, Vilma Ripoll y Alejandro Bodart, donde más de 80.000 personas desbordaron Plaza de Mayo, en reclamo de una justa Distribución de la Riqueza; Soberanía sobre nuestros Bienes Naturales; Democracia Participativa; Reforma Impositiva para que paguen más los que más tienen; Gravámen a las Rentas Extraordinarias; Nueva Ley de Entidades Financieras; no pago de la Deuda Externa ilegítima e ilegal; defensa y promoción de la Educación y Salud Pública y el debate de otro Modelo Productivo que interpele a este régimen extractivista, agroexportador y concentrador, que favorece el monocultivo sojero, o sea, expoliador, colonial y no sustentable que conspira contra el bienestar de nuestro pueblo.

Luego de los cortes multitudinarios que se realizaron en las entradas a la Ciudad de Buenos Aires, la inmensa columna humana llegó a la plaza cuando el reloj del Cabildo marcaba las 3 de la tarde. De a poco, la gente se fue acomodando en una plaza en la que no cabía un alfiler.

Uno de los oradores fue en representación de los pequeños y medianos productores rurales, Eduardo Buzzi, Presidente de la Federación Agraria Argentina, quién  dijo que era un verdadero orgullo volver a estar con los trabajadores y pasó revista a algunas cifras que desenmascaran la política de este Gobierno: “Nosotros recibimos $1,50 por litro de leche mientras en el supermercado se vende a más de $5; Buzzi llamó a seguir trabajando por un país con justicia social en serio y citó a Arturo Jauretche para finalizar: “Hasta que un día el paisano acabe con este infierno, y haciendo suyo el gobierno, con solo esta ley se rija: o es pa’ todos la cobija, o es pa’ todos el invierno”.

La jornada terminó con un aplauso que hizo temblar la Plaza de Mayo.