Lissalde pide mantener la calidad nutricional y las raciones de los menús escolares

El diputado Ricardo Lissalde solicitó al gobierno provincial que actualice los montos de los cupos para las distintas prestaciones del Servicio Alimentario Escolar que se brinda en los establecimientos educativos a los efectos de que se mantenga la calidad nutricional de los menús, la cantidad de raciones y, a su vez, que se normalicen el pago a los proveedores para no exponer al Estado a pagar sobreprecios.

El presidente del bloque Alternativa Peronista indicó que “el cambio en los menús debido a la suba de precios en los productos utilizados para la alimentación de los niños es el hecho más preocupante y obligó ajustar el contenido de las raciones que reciben miles de chicos a diario”.

“Es necesaria una actualización en el monto asignado por cupo –agregó-  cuyo valor es el mismo desde el año pasado, y que permanece en 4 pesos en el servicio de comedor y 1,50 pesos para desayuno, merienda completa para los niveles Inicial, Primario y de Educación Especial”.

Por otra parte, Lissalde recalcó que la crisis de los comedores escolares no se debe sólo al escaso monto que reciben para alimentar a cada niño, sino que además las circunstancias se complican debido a la falta de pago a proveedores, situación que somete al estado a pagar sobreprecios obligando a reducir, reemplazar o disminuir la calidad y cantidad de los productos”.

Finalmente, manifestó que “es necesario llevar adelante de manera eficiente la prestación del servicio alimentario y que el Poder Ejecutivo arbitre los medios para que se gire de inmediato a los consejos escolares los fondos necesarios para abonar los meses adeudados de la prestación alimentaria”.