Nuevamente los vecinos de la calle Rivadavia al 2600 fueron víctimas de actos vandálicos

En la madrugada de ayer, nuevamente vecinos de la calle Rivadavia al 2600 fueron víctimas de hechos vandálicos. En este caso, pintura fue arrojada a la puerta y pared de una vivienda. Su propietaria, según se supo se encontraba “bastante” molesta por el hecho. Un grupo de vecinos preocupados estarían organizando tomar algún tipo de medida para que estos actos, los cuales vienen sucediendo desde hace tiempo, se corten definitivamente.