Sin preocupaciones

 

Una preocupación cargada de temor enturbia el espíritu. Si bien cuidaré de mi futuro, no actuaré razonablemente.

 

El miedo me llevará a gastos y aseguramientos sin sentido. El arte radica en cuidar el futuro y al mismo tiempo desprenderse otra vez de la preocupación.

 

Debo hacer lo que está en mis manos y luego entregarme pleno de confianza a Dios.

 

Anselm Grün