Verdadero Amor

Puedes relacionarte con otra persona y alcanzar una amistad muy profunda, pero no puedes fundirte con esa persona. Siempre serás alguien distinto. Por eso no puedes evitar la soledad. No se trata de un aislamiento egoísta. La verdadera soledad es un sano espacio de diferencia que te permite ser tú mismo. El otro también necesita ese espacio de privacidad. Para tener una verdadera relación de amor tienes que aceptar que el otro seguirá teniendo su libertad y que también necesitará un espacio de soledad donde no podrás entrar. Por eso mismo, tampoco podrás entenderlo perfectamente y él no podrá comprenderte perfectamente. Podrán tratarse muy bi9en, pero eso no significa que estén completamente de acuerdo en todo. Si no aceptas eso sufrirás mucho, pretendiendo una unión total que no es posible.

En realidad, cuando deseas esa unión total, estás añorando aquella unión tan íntima que tenías con tu madre durante los nueve meses que estuviste dentro de ella. Pero renuncia a eso de una vez, porque ya saliste del útero y eso no se repetirá nunca más. Ya pasó para siempre. Ahora sólo tienes la posibilidad de amar a otra persona con toda el alma, hasta dar la vida si quieres, pero respetando esa libertad que permite que haya dos que se aman y se ayudan, y no dos parásitos que se absorben y se debilitan el uno al otro.

VMF