Construyendo futuro

En estos días he escuchado a muchos periodistas, tanto sea a nivel nacional como local, que con motivo de conmemorarse su día han incluido en sus discursos la palabra objetividad, alegando los mismos que tratan de hacer su labor periodística con la mayor objetividad posible defendiendo así su “independencia” a la hora de informar.

En los últimos tiempos los medios de comunicación han jugado un rol más que importante a la hora de construir o destruir una imagen o un modelo. Los medios construyen subjetividades .De ahí que oímos en la cola de un banco, en un supermercado, en la farmacia a personas que opinan acerca del Gobierno nacional manifestando su desacuerdo (en muchos casos) acerca de las políticas implementadas por el gobierno nacional que favorecen a un sector de la población relegado durante años .Algunos opinan desde el desconocimiento o desinformación, otros desde un profundo odio e ignorancia.

Y pensando en esto quería escribir acerca de cosas que pasan en nuestra sociedad, en nuestra ciudad, pero que no importan demasiado. Porque ningún periodista se hace eco de estas noticias es que me gustaría comunicarlas.

¿Saben que en nuestra ciudad hay una cooperativa de trabajo integrada por albañiles, electricistas, plomeros etc. que se unieron para GENERAR TRABAJO SOLIDARIO? ¿Qué está integrada por albañiles adultos que les enseñan el oficio a los más jóvenes , enseñándoles también a valorar el trabajo hecho con sus propias manos, generando trabajo genuino ? Y que ya han realizado decenas de trabajos en hogares necesitados ya sea arreglando techos que se llovían, haciendo instalaciones de luz, todo de manera gratuita? ¿Sabían que esa misma cooperativa consiguió adquirir una máquina y ahora están haciendo ladrillos para construir sus propias casas, y que en un futuro planean que la máquina sirva para que aquel que necesite ladrillos pueda construirlos y participar de esa manera en la construcción de su propia casa desde el principio?

No se necesita mucho para arrancar y promover los cambios. Solo una persona que se proponga y dos o tres que lo sigan. Muchas veces las grandes ideas nacen de una gran necesidad.

Sigo informando… ¿sabían que desde hace mas de 6 años en el parque de “las aguas corrientes” funciona una escuelita de fútbol barrial totalmente gratuita a la que asisten mas de 50 chicos todos los sábados y que allí se los contiene y a través del deporte se les inculcan valores como el respeto por el otro y la solidaridad? Después de cada partido comparten una charla y una merienda, y ahí los chicos cuentan sus cosas y alguien los escucha.

El “Revolucionario” y responsable de esto se llama Rubén Díaz. Un día hace 6 años me dijo si le podía coser a máquina (en tela de cebolla, quirúrgica o como se llame) unas pecheras para identificar a los chicos ya que el sábado siguiente iba a empezar con una escuelita de fútbol porque, argumentó: “los chicos del barrio están en las esquinas todo el día, alguien los tiene que contener, algo tenemos que hacer”. Jamás imaginé que esa “locura” llegaría hasta hoy, 6 años después con más de 50 chicos todos los sábados.

No necesitó demasiado, solo una pelota, dos arcos y un par más, que como él creen que la verdadera revolución se hace día a día.

Así también nacieron la COOPERATIVA GENTRASOL y el CENTRO INDEPENDENCIA…Con pocos recursos y muchas ganas de cambiar.

De cambiar el discurso de los medios, de la gente, pero no con palabras y promesas sino con los hechos.

Aquellos antes los cuales no es posible opinar sino desde la más absoluta objetividad.

Susana E. Boero