Elecciones

 

En los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola hay una meditación sobre las dos banderas. Es una invitación a descubrir que podemos correr nuestra carrera tomando la bandera de Jesús y de su Evangelio. Pero también podemos tomar otra bandera: la del mal, la des descreimiento, la de la mediocridad, la del egoísmo, la de la vanidad. Permanentemente se nos pone adelante esa posibilidad de elegir y cada día volvemos a elegir.

Hay elecciones muy pequeñas, que parecen poco importantes, pero puede suceder que una pequeña elección comience a inclinarnos poco a poco hacia el camino del egoísmo, de la vanidad, del vacío. Las pequeñas elecciones van construyendo y van preparando las grandes elecciones.

Constantemente elegimos entre pensar en nosotros mismos o pensar también en los demás, elegimos entre la generosidad y el egoísmo, elegimos entre la fe y la indiferencia.

¿Cuál es la bandera que estás eligiendo hoy? ¿Cuál es la bandera que tienes en la mano?

VMF