Perspectiva

 

Sabemos que el momento presente es un regalo de Dios, y que él espera que vivamos cada instante lo mejor posible. Pero el problema del mundo actual es que muchas veces nos obsesionamos por eso. Nos preocupa tanto disfrutar de este momento presente, que no somos capaces de mirar más allá. Perdemos la perspectiva. Y la vida es más que este momento. Hacen falta ideales, proyectos, búsquedas. Dios siempre nos llama a algo más y, sobre todo, nos invita a vivir por algo más que el placer de un instante.

Es muy noble cuando una persona renuncia a preocuparse por el placer inmediato y puede dedicar sus capacidades a planificar algo que ayude a los demás, que libere a la gente del dolor o la pobreza, que resuelva alguna angustia. Esa persona tiene una perspectiva en la vida. Pero una perspectiva muy importante es tener presente que estamos llamados a una felicidad más allá de esta vida, que somos eternos, y por eso podemos preguntarnos qué sentido eterno tienen nuestras acciones, nuestras búsquedas, nuestros proyectos. Este día de tu vida ¿tiene un sentido eterno?

VMF