Belleza arquitectónica y Patrimonio Cultural Saladillense los 100 años del edificio del Museo

Las Concejales Radicales, Viviana Rodríguez y Alejandra Lordén, presentan Proyecto de Decreto solicitando que se declaren de Interés Municipal los 100 Años que está cumpliendo el antiguo edificio que hasta el año 1984 fuera la sucursal del Banco de la Provincia de Buenos Aires y que en la actualidad está destinado a ser Museo y Archivo Histórico de Saladillo.
PROYECTO DE DECRETO
VISTO que el edificio destinado en la actualidad a Museo y Archivo Histórico de Saladillo está cumpliendo 100 Años.
Que el 2 de noviembre de 1914 se inauguraba ese edificio como sucursal del Banco de la Provincia de Buenos Aires, y que funcionó como tal hasta el año 1984.
Que la idea de contar con un Museo en nuestra ciudad tiene muchísimos años, nació en tiempos de Héctor Taborda, Rosita Lasala y Luis Onsalo; un médico sociólogo, una escritora y un periodista y dibujante.
Que la misma tuvo un vigoroso principio de realidad en las salas que se habilitaron en la Escuela N°1, en tiempos de Octavio Calvo y Luisa Buren.
Que por el año 1973 una de la primeras voces que se hicieron oír fue la de Ethel Mariotto y la de Luis Adolfo Borracer junto a un grupo comprometido y trabajador, defensores del Patrimonio cultural de Saladillo, quienes se informaron de una posible demolición y con el objetivo de conservar el edificio del Banco de la Provincia de Buenos Aires y destinarlo a Museo, le trasmitieron la inquietud al entonces Intendente Ariel Horacio Delía, para que realizara las gestiones correspondientes y lograr así la donación.
Que ese inmueble era valorado por su insoslayable utilidad, como así también por ser un exponente cabal de una época que había sido capaz de dejar un testimonio arquitectónico de incuestionable belleza.
Que las Autoridades del Banco de la Provincia de Buenos Aires tuvieron en cuenta el pedido que se realizaba desde Saladillo, pero a cambio exigían, para responder a ese pedido, la existencia de un terreno de igual dimensión al que ocupaba la sucursal, ubicado también frente a la plaza principal, tal como consta en expedientes en existencia en oficinas municipales.
Que al provocarse el reemplazo del Intendente Ariel Horacio Delía por su sucesor, el Dr. Horacio Dionisio Ferré, y al ser suprimida la Dirección de Cultura, fue convocada Ethel Mariotto junto al grupo que había conformado desde su Dirección para llevar a cabo tareas en el orden cultural, quien accedió desinteresadamente y desarrolló una tarea que había comenzado tiempo atrás.
Que, también don Luis Adolfo Borracer, empeñado hasta las últimas instancias en no dejarse arrebatar el edificio, le sugirió al Intendente de ese momento, Dr. Ferré, como una alternativa para evitar la demolición, la compra por parte de la Municipalidad de la esquina de Rivadavia y Belgrano, de la firma Etchegoyen, Ruiz, Möller y Cía., negocio que anunciara su venta, y ofertarlo como canje a las autoridades del Banco Provincia, ya que respondía a las exigencias de la institución bancaria; cosa que sucedió en el año 1979.
Que el Intendente Ferré resolvió acceder al pedido realizado por referentes culturales, hizo su oferta y fue aceptada.
Que fue necesario esperar a que el Banco construyera el edificio de la actual sucursal y, entretanto, se produjo el advenimiento del gobierno democrático liderado por el Dr. Francisco José Ferro.
Que al producirse el traspaso del Banco al edificio de su nuevo emplazamiento, al edificio desocupado se trasladó transitoriamente la comunidad educativa de la Escuela Primaria Nº 1, ya que, durante la gobernación del Dr. Alejandro Armendáriz, se había dispuesto la remodelación del edificio en que la escuela estaba funcionando.
Que, también la Escuela de Estética comenzó sus funciones allí, en el primer piso de la ex sucursal.
Que fue el arquitecto Ennio Omar Vanni, quien cumplía funciones junto al arquitecto Alberto S. J. De Paula (una eminencia en el quehacer nacional) quienes hicieron el proyecto de refuncionalización del edificio de la vieja sucursal, cuya puesta en valor iba a hacer posible la conservación del patrimonio histórico del pueblo.
Que las autoridades del Banco de la Provincia de Buenos Aires se comprometieron a solventar el costo de la obra y propusieron al Dr. Felipe Monk para dirigir la totalidad de los trabajos.
Que los responsables del Banco entregaron, en ese momento, una suma importante de dinero para llevar a cabo la restauración del edificio.
Que para dicha inauguración se llevó a cabo un espectáculo de luz y sonido siguiendo textos poéticos de Ethel Mariotto y música y fotografía de artistas saladillenses.
Que para dicha inauguración deben señalarse especialmente las presencias del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Dr. Alejandro Armendáriz, de los arquitectos Alberto De Paula y Ennio Vanni del Museo Jauretche, y del Dr. Felipe Monk, quien dirigiera la obra de refuncionalización; a esas presencias se sumaron las autoridades locales, invitados especiales y el pueblo de Saladillo.
Que por contar con activas Comisiones que se sucedieron a partir de la inauguración determinaron la apertura de significativas exposiciones, y muestras.
Que se han registrado actas hasta el 28 de octubre de 1994, fecha en que la función de la comisión directiva en ejercicio fue sucedida por empleados puestos en funciones desde el Municipio de Saladillo, siendo Intendente Carlos Antonio Gorosito.
Que cuando se abrieron sus puertas se hizo para no cerrarse más, para cumplir el sueño de historiadores, intendentes y ciudadanos defensores de la cultura de nuestro pueblo.
Que es importante contar con un Museo donde se atesoren, clasifiquen y exhiban elementos de real contenido histórico, para que así sea una escuela complementaria del aula, el libro, la radio y la televisión.
Que montar una exposición es una tarea muy difícil, hacer que las cosas hablen por sí, se revaloricen, transmitan su mensaje; en el interjuego del espacio, la luz, el color, el público y que se convierta en un hecho formativo.
Que el grupo formado por los “Amigos del Museo”, ha realizado un trabajo desinteresado y muy valioso para todos los saladillenses.
Que un Museo es una Institución de carácter permanente y no lucrativo al servicio de la sociedad y su desarrollo, abierta al público, que exhibe, conserva, investiga, comunica y adquiere, con fines de estudio, educación y disfrute, la evidencia material de la gente y su medio ambiente.
Que, visitando los museos, siendo críticos y reflexivos ante sus colecciones permanentes y temporales, hacemos nuestro un patrimonio que nos corresponde, como pueblo y humanidad.
Que el Museo de Saladillo nació para atestiguar qué es lo que le ocurrió ayer a los hombres del presente y servir de referencia básica para quienes vendrán.
Que es el lugar donde se conserva, investigan y transmiten las cosas del pasado, siendo algo vivo y no deposito de cosas muertas.
Que durante el año 2014, en la gestión del actual Intendente, Carlos Antonio Gorosito, se está llevando a cabo la restauración necesaria después de 100 Años de Vida, comenzando por su fachada y siguiendo por la parte interior del edificio.
Que desde hace unos años se están llevando a cabo tareas de recuperación de objetos, se están actualizando los inventarios y está trabajando un “Grupo de Investigación” en función de enriquecer el Patrimonio Cultural de todos nosotros, los Saladillenses.
Que, como dice textualmente la página www.historiasaladillo.com.ar “es una de las pocas construcciones centenarias de nuestro Pueblo con tanta belleza arquitectónica y tanta carga histórica en sus muros”.
Por todo ello, las Concejales Viviana Rodríguez y Alejandra Lorden del Bloque de la Unión Civica Radical, presentan el siguiente Proyecto de
DECRETO
ARTICULO 1°: Declárense de Interés Municipal los 100 Años que está cumpliendo el antiguo edificio que hasta el año 1984 fuera la sucursal del Banco de la Provincia de Buenos Aires y que en la actualidad está destinado a ser Museo y Archivo Histórico de Saladillo.
ARTICULO 2°: Bríndese reconocimiento a todos los que hicieron posible este importantísimo hecho cultural en nuestra ciudad.
ARTICULO 3°: De forma.-
Alejandra LordenLorden - Rodriguez